Coloso Colosetti en Guatemala

Coloso Colosetti, ha estado como pocos luchadores verdaderamente metido en el pasillo de la muerte. El rudo luchador argentino, el excampeón semi completo nos relata toda una amarga odisea acontecida tiempo atrás. Dejemos que el barbado pampero tome la palabra….

 

FUE EN GUATEMALA

Ché, fue en Guatemala hace ocho años que fui a cumplir un contrato cuando me sucedió la peor experiencia de mi vida.  Desde hace tiempo es bastante inestable la situación política en los países de Centro y Sudamérica, incluyendo mi tierra, Argentina; pero Guatemala no podía ser la excepción y al igual que en otras partes impera la ley marcial, o sea la fuerza militar, controlada por el gobierno.

En ese entonces, aún no estaba tan crítica la situación como en la actualidad, en que los rebeldes van ganando terreno, todavía el gobierno el ejercito tenían control absoluto del país, había libertades, aunque constantemente se realizaban patrullajes por parte de los soldados.  Yo había estado varias semanas luchando y me hice de muy buen cartel.

 

 MI ULTIMA LUCHA CONTRA AZZARI

La última lucha que sostuve en Guatemala, fue contra el máximo ídolo local José Azzari, en el gimnasio nacional, A mi no me importó la categoría de Azzari, ni su calidad de máximo ídolo.  Le di una gran paliza al chapín, que enfureció verdaderamente a los aficionados.  Para rematar en la tercera caída, le di un sillazo a mi rival que lo dejo sangrante e inmóvil en el piso, por lo que fui descalificado.  Al terminar el encuentro, el público me quería linchar, y para colmo de  males, la policía se les unio, No me dejaron llegar a los vestidores y así con ropa de luchar me llevaron a la cárcel.

No me preocupó mucho, porque no era la primera ocasión que me veía yo en esa situación. Además indirectamente la policía me salvó de que me lincharan los aficionados en la arena, Yo pensé que el promotor me iría a rescatar.

 

PASO EL TIEMPO Y…..

Pero pasó el tiempo y nada. Yo estaba tapado con una cobija y unas ropas que me prestaron otros presos. Pero todos salían menos yo.

Pasaron los días y por lo visto se olvidaron de mí. Se llegó Semana Santa, y los jefes de la policía salieron de vacaciones, manteniendo mas aún olvidados de mi situación.

Yo me sentía desesperado y nadie hacía caso de mis gritos y ruegos. Yo pedía que me dejaran ver al cónsul de mi país o el de México, pero nadie me oía.

 ME IBAN A FUSILAR

Lo peor no fue eso, porque en una ocasión llegó el ejército a la cárcel y me confundieron con Tiburcio, un temible guerrillero que mantenía al país en tensión con sus escaramuzas. ¿y que creen? ¡Me querían fusilar! Por más que les explicaba, no me creían que yo era luchador. Es mas no me dejaban ni hablar. Y sencillamente me sentenciaron al paredón.

Cuándo estaba esperando mi turno para ser fusilado, yo pensaba lo absurdo de la situación ¿como había yo llegado a eso? ¿Realmente lo merecía?

 

ME RECONOCIERON MILAGROSAMENTE!

De repente, un capitán del ejército, me reconoció milagrosamente como Coloso Colosetti; él era aficionado y fue el que aclaró todo. Entonces pude hablar y pude dar rienda suelta a mi frustración y coraje. Llamaron al promotor que viniera a la cárcel a reconocerme y se asombro de encontrarme en ese lugar y en esa situación tan mala; él pensó que yo había salido del país al terminar la lucha. Nunca se enteró que estaba yo preso.

 REZAR Y REZAR

Lo primero que hice al salir de la cárcel fue dirigirme a una iglesia y pasé horas rezando y dando gracias a Dios por dejarme seguir viviendo. Con confusiones y todo me iba yo a morir. Apenas unas horas antes me encontraba en la antesala de paredón haciendo un recuerdo de mi existencia, recordado mis momentos buenos y malos…

Total llegué a la conclusión con todo y todo …. ¡qué bonito es vivir!

Tomado de la revista LUCHA LIBRE 1004 de 1983 de México.

Saludos desde Huehuetenango,

Heber Galicia

www.luchalibreguatemala.wordpress.com

 

 

Anuncios

~ por Staff en 13 noviembre, 2010.

4 comentarios to “Coloso Colosetti en Guatemala”

  1. que malo que lesucediera eso a mi luchador favorito.gracias heber por el dato.ya nunca supe que paso con leonel rivas o los corsarios.que recuerdos,gracias de nuevo por compartir con los aficionados a la lucha libre de guatemala.

  2. Heber. desde Guatemala, un saludo especial a su persona, lo felicito por este lindo reportaje de este icono del ring como es Coloso colosetti, pobrecito como sufrio que hasta lo iban a fusilar confundiendolo, no me acordaba de esto y a pesar de todo el AMA A GUATEMALA, gracias por regalarnos este lindo reportaje, y adelante mi querido amigo con sus anegdotas que ya las tenia olvidades y usted me hizo recordar tanto a Elio, saludos amigo, y hasta pronto.

  3. Que anecdota esta, da risa, pero ya imagino al pobre luchador con el alma en un hilo. Que buen documental. Exitos.

    • Los años 70s y principios de los 80s Guatemala vivía una guerra civil donde la situación política era muy delicada y esta anécdota dice mucho de como era esa época. El Che tiene razón en como salvo su vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: